Ascendente cercano del ojo

TERAPIA EMDR

¿Qué es E.M.D.R.?​

Las siglas EMDR  corresponden a Desensibilización y Reprocesamiento a través del Movimiento Ocular.​ EMDR es un enfoque terapéutico centrado en el paciente que permite al terapeuta estimular los mecanismos de curación inherentes a la persona. Con esta terapia se activa el sistema de procesamiento de información cerebral.

El modelo EMDR tiene presentes los componentes fisiológicos de las dificultades emocionales.

 

El método EMDR enfoca directamente estas sensaciones somáticas junto con las creencias negativas y los estados emocionales relacionados con los síntomas que perturban al paciente.

​​​

¿Puede ayudarme el EMDR?

EMDR es un método integral de psicoterapia que engloba perspectivas terapéuticas diversas como las técnicas cognitivas, el autocontrol, el mindfulness, la exposición a las imágenes… todo ello dispuesto en un plan de tratamiento estructurado y desarrollado  para poder satisfacer les necesidades específicas de cada paciente.

El reprocesamiento EMDR combina la atención dual del recuerdo traumático con los movimientos oculares o también alternando sonidos o vibraciones.

¿Qué sucede durante la intervención con EMDR?

​El terapeuta trabaja con el paciente para identificar la problemática que pasará a convertirse en la diana del tratamiento.

La estimulación bilateral que puede ser visual, auditiva o cinestésica, facilita la conexión entre los dos hemisferios cerebrales consiguiendo el procesamiento de la información y la reducción de la carga emocional.

El terapeuta dirige el procedimiento con el objetivo de que el paciente procese la información referente al suceso diana que le genera malestar dirigiéndolo a la obtención de una resolución  adaptativa.

 

El enfoque EMDR se centra en tres puntos: 1) experiencias iniciales de la vida, 2) experiencias estresantes del presente y 3) pensamientos y conductas deseables de cara al futuro.

En relación a la eficacia del EMDR existen numerosas investigaciones que demuestran el mantenimiento de la mejoría de la sintomatología en comparación a otros tipos de intervenciones terapéuticas.

Su efectividad ha sido comprobada científicamente en diferentes estudios a lo largo de los últimos 30 años y desde 2013 la Organización Mundial de la Salud (OMS) propone el EMDR como técnica de preferencia en casos de Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT), estrés agudo y duelo complejo.